Estratificación

Concepto:

La estratificación es la separación de datos en categorías o clases. Su utilización más frecuente se da durante la etapa de Diagnóstico, para identificar qué clases o tipos contribuyen al problema que hay que resolver. Podemos clasificar o separar una masa de datos en diferentes grupos o categorías. Los datos observados en un grupo dado comparten unas características comunes que definen la categoría. Este proceso de clasificación recibe el nombre de estratificación. La estratificación es la base para otras herramientas, como el Análisis de Pareto, y se utiliza conjuntamente con otras herramientas, como los Diagramas de dispersión.

Cómo interpretar la estratificación:

Si los resultados de la estratificación se presentan en forma de gráfico de barras, es fácil examinar las categorías de una variable para ver si alguna o algunas de las categorías destacan sobre el resto. ¿Tiene un proveedor un porcentaje de defectos particularmente elevado? ¿Qué tipos de pernos son más propensos a error? Después de la estratificación, si los resultados dan una indicación clara de la fuente probable del fenómeno que se estudia, el equipo tendrá que validar sus resultados iniciales o necesitará un mayor conocimiento de los detalles sobre la causa precisa. Si inicialmente no se obtienen unos resultados útiles, se optará o bien por proceder a una estratificación de segundo orden, o por estratificar según otras variables.

Cómo elaborar una estratificación:

  1. Seleccionar las variables de estratificación.
  2. Establecer las categorías que se utilizarán en cada variable de estratificación.
  3. Clasificar las observaciones dentro de las categorías de la variable de estratificación
  4. Calcular el fenómeno que se está midiendo en cada categoría.
  5. Mostrar los resultados. Los gráficos de barras suelen ser los más eficaces.
  6. Preparar y exponer los resultados para otras variables de estratificación.
  7. Planificar una confirmación adicional.


Volver al índice